La biodiversidad de moluscos como laboratorio de estudio de salud ambiental del Mar Menor

La biodiversidad de moluscos de La Puntica (San Pedro del Pinatar) como laboratorio de estudio de salud ambiental del Mar Menor.

Sentido de la actividad

Que los participantes tomen conciencia de que la contaminación marina tiene influencia real sobre la biodiversidad del medio marino a través de la recogida de conchas (sin molusco) y se genere un sistema de vigilancia del estado de las poblaciones de moluscos como si estos fueran organismos centinela.

Recursos

  1. El Mar Menor, al borde del colapso. (junio 2016)
  2. El Mar Menor no está muerto. (enero 2017)
  3. Medusas, plancton y cemento: el Mar Menor está en la UVI. (julio 2017)
  4. Playas Mar Menor: contaminadas y restrictivas. (julio 2017)
  5. Colección de conchas recogidas en agosto de 2014 en la playa de La Puntica en Lo Pagán. Versión PowerPoint y Excel (pídelo a josemanuel.perez@uam.es)
  6. Artículo: “La biodiversidad como herramienta para la enseñanza integrada de las Ciencias naturales y las Matemáticas”. Tamara Esquivel Martín, Beatriz Bravo Torija, y José Manuel Pérez Martín. Educación y Futuro (2018) enviado.

Receta, descripción de la experiencia

Esta actividad no está dirigida a ningún colectivo en especial. Sin embargo, consideramos que puede tener muy buen encaje en centros educativos de cualquier etapa. Cada uno a su nivel puede realizar las primeras fases y a la profundidad que se consideren apropiadas por parte de los docentes responsables de coordinar la actividad. Además de este perfil de participante, también tiene interés para colectivos que quieran colaborar con la valoración de este estudio piloto que les aportará información sobre la salud ambiental de su entorno próximo.

Presentación del problema

Desde 2016 se ha producido un cambio en el uso de los recursos hídricos que se vierten en el Mar Menor (R1, R2, R3 y R4). Estos recursos se veían alterados por los usos socioeconómicos como el regadío, la desalinización y los vertidos domésticos entre los que se encuentran fármacos y productos de cuidado personal. Esta situación, que se produce históricamente en la región, llevó en 2014 a tener una biodiversidad de moluscos determinada (R5 y R7). En 2016, se activaron las alarmas debido a la eutrofización de la zona, ya que los vertidos provocaron la aparición masiva de algas (R3). En este contexto se retiraron las banderas azules de la playas con el consiguiente perjuicio económico de la zona. En ese punto se pusieron en marcha medidas para devolver el ecosistema a su punto inicial.

Propósito de la actividad

Los participantes podrían valorar si ha habido cambios en la situación del Mar Menor en cualquiera de sus playas, en especial la playa de La Puntica, ya que además de estar en San Pedro del Pinatar (localidad citada por todas las noticias), tenemos muestra de moluscos recogida en 2014.

Fase 1. Se pedirá a los participantes que recojan sus propias muestras de las playas del Mar Menor para comparar si la biodiversidad ha cambiado respecto de agosto de 2014. El sistema de muestreo que se siguió en 2014 fue la recogida sistemática de todas las conchas (“bonitas y feas”) sin molusco vivo, encontradas en dos zonas preestablecidas, durante una hora (R6).

Fase 2. El trabajo consistirá en clasificar los moluscos encontrados en base a su parecido morfológico y medir sus tamaños. Las categorías preferiblemente deberían ser las establecidas por las características observables, ya que fomenta destrezas científicas como identificar propiedades observables a través de los sentidos, así como categorizaciones, dando sentido a la creación de categorías. Esto es muy importante porque en muchas ocasiones, los estudiantes de ciencias clasifican, pero no entienden bien cómo se crea una clasificación, lo que hace que el aprendizaje sea superficial y carente de sentido en la vida cotidiana. Como guía se pueden seguir las clasificaciones realizadas por diferentes grupos de trabajo en el artículo de Esquivel y colaboradores (2018).

Fase 3. La recogida de datos y puesta en común en la web de Marine Litter Hub permitirá una comparación de los datos de las distintas muestras examinadas y en función de las localizaciones conseguiremos un muestreo común de las playas del Mar Menor, de gran interés para realizar el seguimiento de la biodiversidad del este entorno. Para ello hemos creado un mapa para que cada participante geolocalice su muestreo (MAPS).

Presentación de resultados, transferencia e impacto

Resultados de aprendizaje esperados sobre cada grupo que realice la actividad.

Concienciación

  • Toma de conciencia de las rutas que siguen los contaminantes de camino al mar.
  • Contaminantes implicados en los efectos detectados.
  • Actividades socioeconómicas que impactan sobre el medio marino y posibles acciones que eviten o remedien dicho impacto.

Aprendizajes conceptuales y destrezas

  • Relacionados con las ciencias sociales y naturales en lo que respecta al conocimiento del entorno y sus relaciones entre sociedad y naturaleza.
  • Relacionados con las Matemáticas en diferentes bloques de contenidos curriculares relacionados con el cálculo, la estadística y la geometría, entre otros.
  • Destrezas científicas y matemáticas como las descritas por Pro (2013) o Niss (2003) que analizamos Esquivel y colaboradores (2018), fundamentalmente relacionadas con el procesamiento de la información para la resolución de problemas.

Transferencia de los resultados

  1. A pesar de las limitaciones que presenta un muestreo poco sistemático, la recopilación de datos muestrales de la biodiversidad de moluscos en el Mar Menor puede tener trascendencia para entender las dinámicas poblacionales de este entorno en un momento tan crítico, ayudando a grupos vecinales y colectivos ecologistas en la toma de decisiones utilizando los moluscos como taxón centinela de los cambios ambientales. Siempre asumiendo que son los efectos de la contaminación los más influyentes en dicha dinámica y obviando otros como por ejemplo el calentamiento global o la introducción de especies invasoras.
  2. Estos datos, también pueden servir a los gestores locales para tener información medioambiental útil para la toma de decisiones a la hora de proteger el medio marino de su localidad.
  3. Por último, podrían ser útiles para introducir en el ámbito científico a personas de la región interesadas en colaborar en la protección del medio marino de la región, ya que a pocos metros de esa playa, en Lo Pagán – San Pedro del Pinatar, tiene su sede el Instituto Español de Oceanografía.

Análisis del cambio de conducta

Será interesante que cada grupo que participe en el muestreo autoevalúe los cambios que ha supuesto en su vida cotidiana comprender el impacto que la contaminación ejerce sobre la biodiversidad marina, los posibles riesgos para la salud humana y las implicaciones de la sobreexplotación de un entorno natural (actividades socioeconómicas y consumo).

Evaluación

Los coordinadores de la playlist pueden analizar las dinámicas de la experiencia y de los aprendizajes en base a los informes que se presenten en las diferentes participaciones sobre los datos que se aporten, la forma de procesarlos, las preguntas de investigación se que formulen en cada puesta en práctica, a la interacción constructiva entre grupos de trabajo (propuestas a otros grupos), el contagio de ideas entre grupos (uso de ideas de otros para su propio caso), entre otras. Todos estos indicadores pueden estructurarse en un registro de observación para poder analizarse y en cuanto a destrezas se puede seguir el análisis de Esquivel y col. (2018).

Por supuesto el Hub queda a disposición de los usuarios para aportar reflexiones metodológicas derivadas de las implementaciones y de observaciones relacionadas con la mejora de la implementación sobre el terreno de dicha playlist. De modo que cada grupo participante puede aportar su reflexión, para que entre todos podamos complementar las concepciones parciales que puedan existir, y por lo tanto cada realización de la actividad suponga un proceso de autoevaluación y evaluación por pares, pero no como proceso final de aprendizaje, sino como proceso formativo en sí mismo y homogeneizador de lo aprendido en el mejor de los sentidos: la distribución de conocimiento entre iguales.

De manera que en conjunto, estos datos nos ayuden a reflexionar sobre cómo mejorar los hábitos diarios para minimizar o evitar los impactos sobre el medio marino. Del mismo modo, nos ayudarán a mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje y elaborar mejores y más adecuados recursos y metodologías en la educación formal y no formal, dentro y, como ocurre en este caso, fuera del aula.

Galería

Playas contaminadas.
Muestras de la población.

Autores

José Manuel Pérez Martín
Tamara Esquivel
Beatriz Bravo
Javier González-Patiño

, , , , , , ,

Sin comentarios.

Deja un comentario